mayo 13, 2009

Dry

Los gritos...

Las peleas...

Los malviajes...

Las mala vibras...

Los monoslílabos...

Las malas caras...

La intolerancia...

Los silencios incómodos...

Me drenan, me roban la energía, me dejan débil y seca. Y aún así no puedo dejar de participar en ellos, quiero, pero no puedo. Casi sin darme cuenta grito, peleo, me malviajo, tiro mala vibra, hablo en monosílabos, hago mala cara y soy intolerante.

Es como una ola que me revuelca y me roba la noción de espacio, ya no sé dónde es arriba y dónde es abajo, estoy tan mareada que cada brazada me lleva más adentro, hasta que por cansancio floto y mi cuerpo, casi inerte, es arrastrado por la marea.

1 comentario:

cela dijo...

somos dos...
tal vez sea señal de que necesitamos darnos un tiempo para nosotras, para mimarnos, para darnos algunos gustos.. que aprovechemos la lluvia y limpiemos de nuestra mente todas esas malas vibras..
suerte!!