agosto 24, 2007

bandless

Hoy se fue el último... hoy "perdí" al último de mis amigos. Hoy es el día en que me quedo oficialmente sin banda, todos se han ido y yo me quedo aqui, aburrida, vacía, sola. Se han desperdigado por el mundo y aunque en el fondo seguimos siendo esos "seres extraños y reventados, grillos y excéntricos que hoy en día en sus treinta, ya cuentan con doctorados, viven esparcidos por el mundo y se siguen queriendo como se quisieron en aquel entonces", nomás no es lo mismo.

Aunque pueda cerrar los ojos y sentir esos abrazos que me calientan el corazón, en realidad no puedo sentirlos.

Aunque pueda recordar esos maravillosos momentos, en realidad no puedo revivirlos.

Aunque pueda ver sus caras en mi meoria, en realidad no puedo verlos.

Aunque esté segura de que estaremos unidos para siempre, en realidad no los tengo aqui.

Aunque la distancia no signifique perdernos, en realidad los extraño y cada día que caminamos nos alejamos un poco más.

Y duele, duele perder esa manada que me hacía sentir tan segura, duele dudar de tenerlos aqui para hacernos viejos juntos. Duele perderlos, y parece que es inevitable...

1 comentario:

El Emperador dijo...

Entiendo perfectamente lo que dices. Un día te despiertas y cuando te ves en el espejo te das cuenta que ya pasarón diez años desde ese día en que en la prepa te preguntaste ¿dónde estré dentro de diez años? No me quejo, al contrario, me ha ido de maravilla, pero cada vez la cotidianeidad de los amigos es menor y cada vez se alejan más... te enditndo perfectamente.