febrero 06, 2011

De cuando el "cuando sea grande "nos alcanza

De pronto me di cuenta de que he llegado al futuro, el mañana me ha alcanzado y ya no hay más allá.

No más "cuando sea grande", ya soy grande, todos esos sueños de adolescente se han esfumado, el tiempo para experimentar, conocer, crecer, se ha acabado. Esto es, no hay más.

Es duro mirar atrás y darse cuenta de que tienes grandes historias de amor con un triste final y que te tocó ser un recuerdo y vivir en el presente sola. Que esos grandes romances son tan sólo historias que te contarás una y otra vez para sobrellevar las tardes de lluvia mientras fumas un cigarro viendo la soledad cubrirlo todo, añorando esos abrazos, esos besos, esas noches largas, ese llanto, esos amores que fueron. Recordando cuando eras niña y estabas tan segura de que a los 25 estarías casada y con hijos o cuando eras adolescente y soñabas con vivir en el extranjero con tu pareja y ser libre. Contando todos esos sueños que se perdieron en la monotonía de la vida y que no se pueden recuperar.

Te das cuenta que has visto a la gente crecer, triunfar, amar, morir, fracasar, luchar, cambiar y tú sigues inmóvil, impávido, esperando no sé qué que nunca pasó.

Y mientras vives esos grises días llegas a aceptar que estás sólo esperando a que llegue el final porque estás demasiado aletargado para hacer algo, que no hay nada más que cosechar, que el otoño llegó y sólo queda esperar al invierno. Que tu oportunidad en el amor ya pasó, que no serás madre, que no serás esposa, que no envejecerás al lado de nadie, que la vida pasó y te perdiste en el camino, que te equivocaste. Y que muy probablemente ese gran amor con el que tantas veces soñaste ya no llegará.

2 comentarios:

Mrs. Le Fanu dijo...

No creo que tu oportunidad en el amor haya pasado... claro que te equivocaste, pero no por eso no puedes enmendarlo.
Beso y ánimo mujer de esquites jojo

notgabimillers dijo...

Sé, for a fact, que tienes que vivir grandes dramas en tu vida antes de que se convierta en un chick flick de esos que a todas nos gustan... así que no abras aún la botella de vodka, lo más seguro es que tu Colin Firth esté preparándose para llegar a tu vida...quizá esté esperando a que estés lista tú también.